LAS VENTAJAS DEL EFECTIVO Y LOS PAGOS DIGITALES PARA COMPRAR O VENDER, ¿CUÁL ELEGIR?

En este artículo pondremos en discusión las ventajas que tienen los dos métodos de pago que nos ofrece el mercado hoy en día: el dinero en efectivo y los pagos electrónicos. Si tenemos una tienda ya sea online o física, o si somos compradores, deseamos que nuestras transacciones sean siempre seguras, prácticas y agiles para ambas partes. 

Entonces, ¿cómo decido qué método utilizar? ¿Cuáles son mis expectativas y características como vendedor/comprador? Con estas dos preguntas empezaremos a explorar las ventajas que nos traen estos métodos de pago y observar en cuál encajamos mejor.

billetera

Ventajas del tradicional pago en efectivo:

Este método de pago en efectivo y su intercambio se estima que existe desde más allá del año 3000 a.c., ha sido siempre el pionero a la hora de vender y comprar. Se  caracteriza por ser una transacción inmediata, sin esperas y sencilla.

  • Una de las mejores ventajas del dinero en efectivo es que no hay comisiones transaccionales, ni tasas, ni recargos. 
  • Es inmediata, no hay que esperar.
  • Es un método que está disponible en casi todas las tiendas físicas e incluso online. De hecho, es probable que si abres un negocio sea la primera opción para tus clientes.
  • No necesitas proporcionar datos privados como el de tus tarjetas o información básica personal.
  • En cualquier situación siempre será viable. Para el servicio o producto que necesites desde lo más pequeño hasta lo más grande. 

A pesar de todas estas ventajas, los usuarios reportan una alta probabilidad de fraude por falsificación y si la suma es alta los clientes se exponen a riesgos en la calle. 

Ventajas de los pagos electrónicos:

Ahora bien, por otra parte tenemos el pago electrónico o mejor conocido como pago online; se caracteriza por permitirle al usuario realizar el pago desde la casa o el trabajo sin mayor inconveniente. 

  • Es útil para el vendedor ya que deja recolectar los datos del cliente y sus preferencias financieras y hábitos a la hora de pagar por un producto/servicio.
  • Es una transacción segura en términos personales; no se corre riesgos.
  • Es eficaz y ahorra tiempo. Si eres vendedor ofrecer un método de pago online te ahorras tiempo de facturación tediosa de facturas con pago en efectivo.
  • Facilidad a la hora de llevar el inventario ya que la facturación queda guardada automáticamente; igual para el comprador puede llevar fácilmente el control de sus gastos.
  • Ayuda aumentar los márgenes de ganancia de una tienda ya que amplía su base de datos y clientela.
  • La formalidad financiera de las empresas aumenta al tener que facturar electrónicamente, por ende también aumenta la credibilidad de los clientes.
  • Es el método de pago más competitivo. 

No obstante hay que recordar que el fraude también toca la brecha de los pagos digitales; el cliente y la empresa deben asegurarse de la transparencia de ambas partes además de las comisiones transaccionales que pueden surgir. Elegir cuidadosamente los métodos de pago electrónicos debe hacerse con un estudio previo de las alternativas.